Dermato-Oncología

Confía en un experto en cáncer cutáneo para tu tranquilidad

Página en construcción

Primera visita

Frecuentemente los nevus (lunares) que menos se esperan pueden ser los más peligrosos y pueden evolucionar a un cáncer cutáneo. Es por ello que durante la primera visita realizaremos una valoración individualizada de tus nevus y también de los factores de riesgo que puedas tener. En la primera visita incluiremos siempre la dermatoscopia que me permitirá identificar mínimos cambios en los nevus que puedan sugerir malignidad. 

1

Antecedentes

En la primera visita valoraremos los antecedentes personales y familiares de riesgo para desarrollar un cáncer de piel.

2

Dermatocopia

En un segundo paso evaluaremos todos los lunares de tu cuerpo mediante dermatoscopia. 

3

Seguimiento

En base a tu riesgo individual decidiremos si tienes que realizar un seguimiento específico.

Factores de riesgo de cáncer cutáneo

Conocer los factores de riesgo para desarrollar un cáncer de piel es importante para realizar estrategias de detección precoz del cáncer cutáneo. Si los cambios cancerosos los detectamos precozmente podemos ofrecerte un tratamiento inmediato y curarte del cáncer de piel. Existen muchos factores de riesgo pero a continuación te comentaré los más comunes.

Exposición solar

La radiación ultravioleta del sol daña de forma irreversible los genes de las células de la piel. Las cabinas de bronceado son aún peores al aportar el doble de radiación que el sol.

Fenotipo

Existen ciertos fenotipos de mayor riesgo como tener muchos lunares, pelo rubio-pelirrojo, tener muchas pecas en la cara o tener los ojos de color claro.

Antecedentes familiares

El melanoma es un cáncer con gran heredabilidad. Por lo tanto, el tener antecedentes familiares de melanoma aumenta el riesgo de padecerlo.

Antecedentes personales

Aproximadamente entre el 5% y el 10% de las personas con melanoma desarrollará un nuevo melanoma a lo largo de su vida.

¿Qué es la dermatoscopia?

La dermatoscopia es una técnica no invasiva utilizada por los dermatólogos para examinar diferentes estructuras y patrones de las lesiones cutáneas. Un dermatoscopio cuenta con luz polarizada y una potente lente de aumento que nos permite visualizar estructuras a través de la piel, que normalmente son invisibles al ojo desnudo. 

Gracias a la dermatoscopia podemos realizar un diagnóstico con mayor precisión, reduciendo así la necesidad de procedimientos invasivos, como biopsias y exéresis. En tu caso como paciente, esto reduce la posibilidad de que queden cicatrices.

¿Cómo se ven mis nevus con dermatoscopia?

seguimiento lunares

¡Tengo muchos lunares! ¿Qué hago?

Si tienes muchos lunares y algunos de ellos de características atípicas, una buena opción será la utilización de sistemas especializados de seguimiento digital. Gracias a estos modernos equipos que incluyen la utilización de inteligencia artificial podremos detectar cambios en los nevus de forma muy precoz. Estos cambios milimétricos nos permitirán identificar lesiones sospechosas muy tempranamente y ofrecer un tratamiento curativo. A continuación podrán ver cómo se realiza el seguimiento digital de una paciente mediante un moderno sistema de imágenes mediante el equipo fotofinder®

Tengo cáncer de piel y necesito tratamiento

Existen varios tipos de cáncer de piel que nos pueden afectar pero los principales son el carcinoma basocelular, el carcinoma escamoso y el melanoma. Es importante saber que no todos los cáncer cutáneo son iguales y que cada paciente es único. Durante nuestra visita valoraremos el diagnóstico de tu cáncer de piel y buscaremos el mejor tratamiento posible. 

Melanoma

Carcinoma basocelular

Carcinoma escamoso

¿Quieres comenzar a cuidarte y prevenir el cáncer cutáneo?

Mira mi blog