¿Cómo tratar una quemadura solar?

Las quemaduras solares son una realidad que afecta a muchas personas en todo el mundo, especialmente en verano. Estas quemaduras pueden ser muy dolorosas y tener graves consecuencias para la salud a largo plazo, como un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de piel. Por eso es importante saber cómo tratar una quemadura solar adecuadamente para evitar complicaciones. 

En este blog te enseñaré algunos tratamientos y consejos para tratar las quemaduras solares de forma efectiva. Aprenderemos juntos por qué estas quemaduras ocurren, cómo identificarlas y cómo tratarlas para garantizar una rápida recuperación y evitar consecuencias adversas.

Quemadura solar en una mujer que está expuesta al sol

Tipos de quemaduras solares

Las quemaduras solares se clasifican en tres tipos: quemaduras leves, quemaduras moderadas y quemaduras graves. 

  • Las quemaduras leves son aquellas que causan enrojecimiento y dolor en la piel, pero no causan ampollas ni cicatrices. 
  • Las quemaduras moderadas son aquellas que causan enrojecimiento, dolor, ampollas, hinchazón y descamación de la piel. 
  • Las quemaduras graves son aquellas que causan cicatrices en la piel.

 

¡Comienza lo antes posible!

La piel puede quemarse si recibe demasiado sol sin la protección adecuada de crema solar y ropa. Para ayudar a curar y aliviar el escozor de la piel, es importante empezar a tratar una quemadura solar apenas las notes. Lo primero que debes hacer es alejarte del sol, preferiblemente en un lugar cerrado.

¿Cómo tratar una quemadura solar?

Una vez en un lugar cerrado y lejos del sol los dermatólogos te recomendamos seguir los siguientes consejos y así aprendas cómo tratar una quemadura solar :Cita

  1. Date baños o duchas frías con frecuencia para aliviar el dolor. En cuanto salgas de la bañera o la ducha, sécate suavemente, pero deja un poco de agua en la piel. A continuación, aplícate una crema hidratante para ayudar a retener el agua en la piel. Esto puede ayudar a aliviar la sequedad y la sensación de tirantés de la piel.
  2. Utiliza una crema hidratante que contenga aloe vera o soja para ayudar a calmar la piel quemada por el sol. Si una zona concreta te resulta especialmente molesta, puedes aplicarte una crema con corticoides de hidrocortisona que puedes comprar sin receta. 
  3. No trates las quemaduras solares con productos anestésicos locales «-caínicos» (como la benzocaína), ya que pueden irritar la piel o provocar una reacción alérgica.
  4. Considera la posibilidad de tomar aspirina, paracetamol o ibuprofeno para ayudar a reducir la hinchazón, el enrojecimiento y las molestias.
  5. Bebe más agua. Las quemaduras solares atraen líquido hacia la superficie de la piel y lo alejan del resto del cuerpo. Beber más agua cuando se está quemado por el sol ayuda a prevenir la deshidratación.
  6.  Si se te forman ampollas en la piel, deja que se curen. La formación de ampollas significa que tienes una quemadura solar de segundo grado. No debes reventar las ampollas, ya que se forman para ayudar a la piel a cicatrizar y protegerte de las infecciones.
  7. Extrema las precauciones para proteger la piel quemada por el sol mientras se cura. Lleva ropa que le cubra la piel cuando estés al aire libre. 

Consecuencias de tener quemaduras solares

Aunque pueda parecer una afección temporal, las quemaduras solares -resultado de una exposición excesiva de la piel a los rayos ultravioleta (UV) del sol- pueden causar daños duraderos en la piel. Este daño aumenta el riesgo de contraer cáncer de piel y generan un envejecimiento prematuro de la piel, por lo que es fundamental proteger la piel de la exposición a rayos UV.

Comparte este artículo

Suscríbete
Notificar a
0 Comments
Feedbacks de Inline
Mira todos los comentarios
Sebastian Podlipnik - Cáncer de piel

Sebastian Podlipnik

Blog de dermatología

Soy dermatólogo y doctor cum laude en medicina y autor de múltiples estudios de investigación. Me especializo en cáncer de piel, tecnologías láser y dermatología estética. La intención de este blog es acercarlos a temas de interés en dermatología e investigación.

Mis favoritos
Lee mi libro
Suscríbete

Y obtén información exclusiva y de calidad dirigida a mis lectores.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia, personalizando contenido y anuncios, brindando funciones de redes sociales y analizando el tráfico. Más información sobre cookies y política de privacidad.