¿Cómo quitar las manchas en la cara por un dermatólogo experto?

Dr. Sebastian Podlipnik en un tríptico indicando que no todas las manchas en la cara son iguales

Cuando pensamos en los signos de envejecimiento, a menudo ponemos las arrugas al principio de nuestra lista. Sin embargo, los diferentes tipos de hiperpigmentación o manchas marrones en la cara denotan un envejecimiento mucho más marcadoLo más importante a tener en cuenta es que no todas las manchas en la cara tienen el mismo origen y el diagnóstico diferencial de estas es muy amplio. Por ello, quitar manchas en la cara es un reto que requiere hacer un minucioso examen de la piel para poder recomendar el mejor tratamiento. 

¿De qué te hablaré en este artículo?

¿Por qué se producen las manchas en la cara?

De forma general podemos decir que la radiación ultravioleta del sol o de las camas de bronceado, es la causa más importante. La hiperpigmentación suele empezar a manifestarse normalmente a partir de los 30 años, momento en el cual la piel empieza a mostrar las consecuencias de la exposición crónica al sol. Esto pasa, especialmente si no se han utilizado protectores solares y otras medidas de protección durante la adolescencia. Además, el sol aumenta el nivel de melanina en la piel independientemente del tipo de mancha facial, y es por eso que las manchas en la piel se ven siempre peor después del verano. 

Además las hormonas, tanto los estrógenos como la progesterona, pueden aumentar el nivel de melanina. Por eso que a las mujeres embarazadas o bajo tratamientos hormonales les aparecen manchas oscuras en la cara que suelen aclararse después del parto, pero no siempre mejoran.  

Por último, las personas con el pelo o la piel claros y que han sufrido quemaduras solares graves y/o numerosas corren un riesgo especial de desarrollar estas manchas en el futuro. 

¿Qué tipos de manchas existen?

Sin lugar a dudas lo más importante al recibir un nuevo paciente en nuestra consulta es hacer un adecuado diagnóstico cutáneo. En este sentido los dermatólogos contamos con ventaja y con muchísima experiencia no solo en las manchas estéticas sino que en las secundarias a enfermedades. Afortunadamente, la mayoría de ellas son benignas pero en algunos casos también existen algunas manchas faciales que pueden ser producidas por el cáncer de piel tipo melanoma. A continuación te mostraré las que veo más frecuentemente en mi consulta aunque en la lista hay cientos de causas diferentes. 

  • Melasma: también conocido como manchas del embarazo o cloasma. Clínicamente se ven como una hiperpigmentación difusa que tiene mayor relación con las hormonas y que se agrava con la exposición solar y la luz de tipo azul (ya explicaré esto más adelante).
  • Post-inflamatorias: después de un proceso inflamatorio pueden aparecer manchas en la piel  como por ejemplo por un acné grave, por la irritación del depilado con cera o un sarpullido. 
  • Léntigo solar o manchas del sol: casi todos mis pacientes culpan a la edad por estas manchas, pero realmente no están producidas por el envejecimiento, sino por la acumulación progresiva de la radiación ultravioleta del sol y las cabinas de bronceado. 
  • Efélides: también conocidas como pecas. Son absolutamente normales y tienden a aparecer precozmente en vida. 
  • Cáncer de piel: afortunadamente el melanoma no es tan frecuente pero si es el más importante y también se puede manifestar como una mancha marrón en la cara. Como especialista en la Unidad de Melanoma del Hospital Clínic de Barcelona me tocan ver muchas de estas lesiones y que pueden costar mucho diferenciarlas de las manchas del sol si no eres un especialista dermatólogo.  

¿Cómo prevenir que aparezcan las manchas en la cara?

Antes de entrar de lleno en el tratamiento y detallar los diferentes métodos para quitar manchas en la cara comenzaré por lo más importante, ¡La prevención! 

A continuación te contaré como los diferentes tipos de luz pueden producir manchas en la piel así como perpetuarlas en el tiempo pese a usar cremas despigmentantes. La prevención es muy importante antes de que aparezcan las manchas faciales pero también será fundamental después de cualquier tratamiento de las mismas. 

1. Protección solar todo el año

Si tienes cuidado de limitar tu exposición al sol, seguramente nunca tendrás una mancha marrón. La aplicación regular de protectores solares y protegerte la piel cuando la luz del sol es más intensa son las cosas más efectivas para evitar mancharte. 

Pero cuidado, el sol no es la única fuente de radiación o luz que puede producir las manchas de la cara.  Ahora te explicaré qué tipos de luz manchantes existen y mira este link si quieres saber más sobre la protección solar

El sol

El sol es el principal culpable del desarrollo, progresión y mantención de las manchas faciales. Al exponernos al sol nos exponemos a la Radiación Ultravioleta (UV) que producirán daño en nuestro ADN y la liberación de radicales libres de oxígeno en nuestra piel. 

Para defendernos, nuestra piel activa un mecanismo de defensa a esta radiación produciendo el bronceado. Así que, aunque te guste tu bronceado veraniego, debes saber que la piel tiene memoria y va a ir acumulando de forma progresiva toda esta radiación que le estamos aportando.  Todo este daño celular saldrá a la superficie años después en forma de manchas marrones en tu rostro.

Muchos de mis pacientes defienden que se broncean para producir la vitamina D, sin embargo más sol no es sinónimo de más vitamina D.

Las cabinas de bronceado (Rayos UVA)

Tanto la radiación ultravioleta A (UVA) como la ultravioleta B (UVB) causan un daño celular que puede provocar las manchas faciales pero también cáncer de piel. Cuando te tumbas en una cama de bronceado, te expones principalmente a los rayos UVA, que son más dañinos y penetran profundamente en la superficie de la piel, dañando las células que hay debajo y envejeciendo prematuramente tu piel.

Las cabinas de bronceado utilizan lámparas solares de alta presión que pueden aportar hasta 12 veces la dosis anual de rayos UVA en comparación con la dosis que recibes de la exposición al sol. Por lo tanto estaríamos acelerando la producción de manchas y aumentado el riesgo de cáncer de piel hasta en un 75%. Pese a que en España no existe una legislación frente a ellas, otros países como Francia han prohibido el uso de cabinas de UVA desde hace algunos años. 

La luz azul

La luz azul forma parte del espectro de la luz visible (HEVL), es una luz de alta energía y corta longitud de onda. Una de las razones por las que la luz azul se ha convertido en motivo de preocupación es que suele venir de pantallas de ordenador, teléfonos móviles y otros dispositivos digitales, con las cuales solemos interactuar gran parte de nuestro día. 

En un estudio reciente, se observó que la luz azul provoca más producción de pigmento que los rayos UVA.  Además, estos cambios duraban hasta dos semanas desde una sola exposición a la luz azul, en comparación con el daño producido por los rayos UVA, que se desvanecía en pocos días. Aunque no se ha demostrado que la luz azul provoque cáncer de piel, sí provoca una sobreproducción de pigmentación que causa hiperpigmentación. 

Recomendaciones para protegerte de los diferentes tipos de luz

Una rutina diaria preventiva debe incluir la aplicación de un protector solar de amplio espectro con FPS 50 cada mañana. También debe tener una base mineral que incluya protección contra UVA, UVB, luz visible azul (HEVL) e infrarrojos (IR-A).
  • Utilizar protector solar: aplicar el protector solar diariamente al final de tu rutina de cuidado por la mañana.
  • Repetir: volver a aplicarlo cada dos horas en las zonas expuestas al sol.
  • Cubrirse la piel: utilizar sombreros de ala ancha, gafas de sol y ropa de protección contra los rayos ultravioleta.
  • Evitar: evitar la exposición solar en las horas de mayor índice UV (entre las 11 y las 16)
Mis favoritos: 

2. Cremas despigmentantes con antioxidantes

La vitamina C puede utilizarse como antioxidante tópico que ayuda a impedir que los radicales libres causen daños oxidativos en la piel (lo que puede provocar arrugas y una piel apagada y manchas, entre otras cosas). También inhibe los procesos enzimáticos que producen melanina en la piel, por lo que puede ayudar a prevenir y reducir la hiperpigmentación.

Cómo utilizarlo: Aplicar diariamente unas gotas sobre la piel limpia, preferiblemente antes de aplicar la protección solar por la mañana.

Mis favoritos:

3. Retinoides o derivados de la vitamina A

Los retinoides pueden hacer maravillas para suavizar las líneas de expresión, exfoliar y, sí, prevenir y mejorar las manchas marrones en la cara al estimular la producción de colágeno y acelerar la renovación celular.  El retinol puede irritar la piel al principio,  por lo que debes comenzar a utilizar estos productos poco a poco.

 Cómo utilizarlo: Aplicarlo cada noche antes de dormir. Iniciarlo pocas veces a la semana y luego aumentar la frecuencia progresivamente hasta hacerlo cada noche.

Mis favoritos: 

4. Otras cremas de farmacia

Los productos exfoliantes químicos suelen utilizar varios tipos de ácidos suaves para retirar las células cutáneas muertas en la capa superior de la piel. La eliminación de esta capa puede ayudar a revelar una piel más sana, con un tono más uniforme y disimular las manchas. Aunque muchos de ellos son menos potentes que el retinol, también pueden causar irritación en la piel.

Los cremas despigmentantes que utilizan exfoliantes químicos pueden contener los siguientes ingredientes:

  • alfa hidroxiácidos  (AHA)
  • beta hidroxiácidos  (BHA)
  • ácido azelaico
  • ácido glicólico
  • ácido láctico
  • ácido mandélico
  • ácido salicílico

Estos productos pueden adquirirse sin receta médica o en formas más potentes a través de un un dermatólogo. Es importante utilizar los exfoliantes químicos con moderación, ya que la piel necesita tiempo para reconstruirse y repararse. Utilizar un producto con más frecuencia de la prevista puede provocar irritación o inflamación. Si experimentas algún efecto secundario, deja de utilizar ese producto.

¡Finalmente aquí!

Mockup del libro de manchas faciales

Mi nuevo libro de manchas faciales

Este libro es una invitación a que te unas a muchos de mis pacientes que ya entienden que les pasa en su piel y pueden actuar de forma proactiva para eliminar las manchas faciales.  ¡No te quedes sin leerlo!

¡He seguido todos los pasos anteriores pero sigo con manchas!

No te preocupes que aún quedan muchas opciones de tratamiento pero es hora de que visites a tu dermátologo. Ahora te explicaré muchas opciones profesionales que tenemos para quitar las mancha de la cara. 

Solicita una visita conmigo

¿Como quitar las manchas en la cara con un experto dermatólogo?

Ahora bien, si has llegado hasta aquí tendremos que optimizar el tratamiento y buscar procedimientos más potentes y efectivos para quitar las manchas en la cara más rebeldes.  Dependiendo del diagnóstico inicial que realizaremos en nuestra consulta comenzaremos un plan individualizado de tratamiento y una vez que hayas mejorado, plantear un tratamiento de mantención. 

Portada de una post con un retrato de una mujer en blanco y negro que tiene manchas en la cara.

1. Fórmulas magistrales con hidroquinona

La hidroquinona es una de los tratamientos más utilizados para tratar la hiperpigmentación en la cara durante los últimos 50 años.  Esta crema despigmentante es ampliamente utilizada en fórmulas magistrales por los dermatólogos, muchas veces en combinación con el ácido kójico, ácido tranexámico y ácido retinoico. A nivel biológico, la hidroquinona actúa inhibiendo una enzima llamada tirosinasa, que contribuye a la producción de melanina. Naturalmente, cuanto menos tirosinasa se produzca, menos melanina se producirá.

En algunos casos, los efectos de la hidroquinona pueden verse en tan sólo dos semanas. Sin embargo, la mayoría de los pacientes debería esperar al menos de 8 a 12 semanas de uso para ver una diferencia visible. La velocidad de respuesta dependerá de algunos factores como la extensión de la hiperpigmentación, la profundidad de las manchas y el tiempo que tengas las mancha.  

Esta crema despigmentante está especialmente indicada en las manchas del embarazo y otras hiperpigmentaciones difusas. Debido a su potencial de irritación es necesario una supervisión por un dermatólogo para evitar complicaciones. A continuación te dejo el caso de una paciente que tenías múltiples manchas en la cara secundarias al uso crónico del sol y agravado por su perfil hormonal. 

Tip de dermatología: normalmente esta fórmula magistral despigmentante será utilizada durante 2 o 3 meses siempre supervisado por un dermatólogo. Una vez suspendida será necesario que sigas cuidado tu piel con fotoprotección y alguna crema específica.

2. Láseres

Una opción más agresiva para mejorar y eliminar las manchas marrones en la cara es el tratamiento con láser, que utiliza energía luminosa concentrada. Algunos tratamientos con láser están dirigidas contra el propio pigmento, mientras que otros actúan eliminando la piel capa por capa.

Los láseres son el mejor tratamiento para mejorar las manchas marrones en la cara producidas por el daño solar crónico (manchas solares o manchas de edad). Los láseres utilizan un haz de luz que tiene un objetivo específico o cromóforo [pigmento] que termina destruyéndolo y luego las partículas son eliminadas a través de la piel. Si te interesa saber más cómo funcionan los láseres y que otras indicaciones tienen, puedes ver mi página dedicada a este tema. 

 

Antes y después de una paciente que se ha realizado láser de luz pulsada intensa para quitar las mandas de la cara
Excelentes resultados después de solo una sesión de luz pulsada intensa (IPL) para el tratamiento de léntigos solares.
Antes y después del tratamiento láser de manchas en la cara con luz pulsada intensa en una mujer jóven
Tratamiento con luz pulsada intensa de léntigos solares o también conocidos como manchas de la edad. Con tan solo 1-3 sesiones se pueden lograr muy buenos resultados como los que obtuvo esta paciente.

Tip de dermatología: ten en cuenta que se requerirán entre 1 a 3 tratamientos de láser (posiblemente incluso más) con cuatro a seis semanas de intervalo de diferencia y solo debe ser realizado por profesionales calificados en láser.

3. Microneedeling o microagujas

Es una excelente opción en paciente que tengan la piel más oscura o que por otros motivos médicos no puedan realizarse los procedimientos previamente descritos. Es un tratamiento mínimamente invasivo y que utiliza agujas muy finas de titanio que crea una serie de micro lesiones aumentado la producción de colágeno de la piel mejorando también la elasticidad. 

Para obtener los mejores resultados en caso de las manchas en la cara, el microneedling suele combinarse con tratamientos tópicos. Una vez creados los pequeños canales que atraviesan la piel, es posible infundir ingredientes con actividad despigmentante, como el ácido tranexámico o la vitamina C. 

Animación que muestra como se realizan las microagujas o microneedeling para quitar manchas en la cara

Tip de dermatología: se deben realizar un mínimo de 3 tratamientos separados por al menos 6 semanas.

4. Peeling químicos y mascarillas de uso médico

Los tratamientos exfoliantes despigmentantes y las mascarillas de uso profesional eliminan las capas superiores de la piel. Con el tiempo, estos tratamientos pueden estimular la producción de colágeno, mejorar la renovación celular y reducir la aparición de manchas oscuras en la piel. Sin embargo, siempre hay que tener cuidado con un peeling químico demasiado potente, que puede quemar la piel. 

Los ingredientes activos más comunes en los peelings profesionales son el ácido glicólico, mandélico, salicílico y láctico y el ácido tricloroacético. Aunque existen peelings caseros, son más suaves y solo lograrán eliminar la piel muerta superficial y no llegarán a la profundidad necesaria como para tratar las manchas marrones en la piel. 

Por supuesto, hay que tener en cuenta que los peelings químicos pueden ser irritantes, sobre todo en pieles sensibles, así que si tienes antecedentes de rosácea o piel sensible asegúrate de hablar con tu dermatólogo para valorar si es el mejor tratamiento para ti. 

Tip de dermatología: normalmente se realizan varias sesiones (entre 3 a 6) separadas por un mes entre ellas. Si se realizan peelings más potentes serán necesario menos sesiones pero existen más riesgos de complicaciones.

5. Tratamientos orales

Así es, también existen tratamientos orales para tratar las manchas en la cara, especialmente aquellas secundarias al melasma o manchas del embarazo. El ácido tranexámico es un medicamento oral que inhibe la síntesis de melanina y la transferencia de pigmento a la capa superior de la piel. Dado que el melasma se produce cuando las células de la piel producen demasiada melanina, esto hace que el ácido tranexámico sea una forma ideal de contrarrestar las manchas marrones de la piel.

Muchos estudios científicos han demostrado una mejoría significativa en pacientes con melasma tratados con ácido tranexámico por vía oral. Además, se ha visto que los tratamientos orales son más eficaces para tratar el melasma que los métodos tópicos o intradérmicos (Wang). En una revisión retrospectiva realizada en Singapur, el 91,7% de los 561 pacientes que tomaron ácido tranexámico por vía oral presentaron una mejora significativa (Zhang).

Tip de dermatología: normalmente utilizamos el ácido tranexámico como tratamiento de segunda línea en pacientes con melasma. Además es posible utilizarlo durante los meses de verano en los cuales las cremas despigmentantes potentes deberían suspenderse.

Y, ¿Los medicamentos caseros pueden quitar las manchas en la cara?

Ahora unas últimas palabras acerca de los tratamientos “naturales” o con productos caseros para quitar las manchas en la cara. Muchos de los tratamientos caseros que recomiendan diferentes blogs o páginas en internet pueden no tener ninguna prueba de eficacia o, lo que es más grave, tener efectos secundarios. Entre los ejemplos se incluyen el limón, el bicarbonato y el vinagre de manzana. Realmente, no hay estudios científicos que respalden las afirmaciones de que estos tratamientos funcionan.

En algunos casos, estos tratamientos despigmentantes incluso pueden agravar las manchas en la piel. En algunos pacientes estos componentes pueden ser irritantes y producir una dermatitis de contacto (fitofotodermatosis) como el zumo de limón o algunos exfoliantes naturales. En consecuencia, podrían generar una reacción llamada de hiperpigmentación post-inflamatoria que van a empeorar las manchas y que luego es muy difícil de mejorar. 

Otros productos también pueden contener ingredientes que pueden dañar la piel o la salud en general, como el mercurio o los corticoides. La aplicación de estos puede causar acné iatrogénico, erupciones faciales y producir una piel frágil de forma irreversible con el tiempo.

Recomendación final para quitar las manchas en la cara

Si sólo hay una regla que debería seguir de toda esta lista, que sea ésta: Utiliza un protector solar de amplio espectro todos los días. El uso regular de protector solar no sólo ayuda a prevenir el cáncer de piel, sino que también protege la piel de los dañinos rayos UV, qué son los culpables de la mayoría de las manchas marrones en la piel.

Si la prevención no ha sido suficiente y tienes manchas faciales será necesario realizar una consulta con un dermatólogo especialista en hiperpigmentaciones. Lo más importante antes de realizar un tratamiento efectivo es realizar una adecuada historia médica y establecer un diagnóstico adecuado. Con esto, se podrá establecer la gravedad de la enfermedad y junto con el paciente valorar la mejor combinación de tratamientos para quitar las manchas en la cara. 

Por último, es importante saber que las manchas faciales una vez eliminadas, siempre requerirán de un tratamiento de mantención para que no vuelvan a aparecer. 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Suscríbete
Notify of
118 Comments
Más reciente
Más antiguo Más votado
Inline Feedbacks
Mira todos los comentarios

Artículos recomendados

Sebastian Podlipnik - Cáncer de piel

Sebastian Podlipnik

Blog de dermatología

Soy dermatólogo y doctor cum laude en medicina y autor de múltiples estudios de investigación. Me especializo en cáncer de piel, tecnologías láser y dermatología estética. La intención de este blog es acercarlos a temas de interés en dermatología e investigación.

Mis favoritos
Lee mi libro
Suscríbete

Y obtén información exclusiva y de calidad dirigida a mis lectores.

Lee mi último libro

Este libro electrónico cambiará todo lo que pensabas sobre las manchas faciales. Entiende porqué se producen y encuentra una solución para transformar tu piel.

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que obtengas la mejor experiencia posible